El Blog de HipoProten

La dieta hipoproteica. Alimentación baja en proteínas

CONCEPTO DE DIETA HIPOPROTEICA

Las dietas hipoproteicas son aquellas que limitan el aporte de proteínas al organismo. Como todas las dietas que disminuyen el aporte de una variedad de nutriente específico, entraña ciertos riesgos por lo tanto SIEMPRE debe contar con una precisa indicación y un estricto control médico. Las dietas hipoproteicas deben ser estrechamente vigiladas en periodos de crecimiento (niños) y embarazo.
Como ya vimos en posts anteriores, las proteínas son las biomoléculas encargadas de desempeñar funciones sumamente importantes (en ocasiones vitales) dentro del normal equilibrio fisiológico del metabolismo humano. Son necesarias para reparar estructuras de nuestro organismo y para garantizar el correcto crecimiento y desarrollo. Asimismo, las proteína son los nutrientes que, por su especial metabolismo, garantizan un correcto equilibrio entre la generación y eliminación de productos nitrogenados, lo que conocemos como “balance nitrogenado”. Una alimentación deficiente en calorías y proteínas prolongada en el tiempo puede dar lugar a lo que se denomina malnutrición calórico-proteica y producir daños y alteraciones fisiológicas.  Este tipo de malnutrición puede comprometer el funcionamiento del sistema inmunológico y, por tanto, podría hacernos más susceptibles a contraer infecciones.
Sin embargo las dietas hipoproteicas son extremadamente útiles en casos muy concretos, como en el tratamiento de determinadas metabolopatías o en la insuficiencia renal. Determinados grupos de personas las utilizan con el único objetivo de perder peso, confundiéndolas con las dietas hiperproteicas e incurriendo en un error. En estos casos deben limitarse en el tiempo y ser estrechamente supervisadas por un experto y además los usuarios deben ser conscientes de que si bien la pérdida de peso es rápida ésta no se produce a expensas de reducción de reservas de grasa sino que se produce por pérdida de agua, glucógeno y masa muscular en la mayoría de las ocasiones.
De hecho la principal utilidad de las dietas hipoproteicas radica hoy en día en ser un pilar terapéutico fundamental en el tratamiento de determinadas enfermedades como la fenilcetonuria (PKU), previniendo la acumulación de fenilalanina en el organismo y sus consiguientes efectos deletéreos sobre el mismo; la insuficiencia hepática, reduciendo la tasa de complicaciones como por ejemplo la encefalopatía hepática al reducir la tasa de acumulación de elementos nitrogenados en el Sistema Nervioso Central; la insuficiencia renal, reduciendo la progresión de la enfermedad si se aplica en fases precoces; etc.

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*